Vivel del Río Martín rehabilita sus edificios municipales de cara a la apertura del balneario de Segura de Baños.

Fuente; Heraldo

26/02/2017 a las 06:00

 
Enlace original: http://www.heraldo.es/noticias/aragon/teruel-provincia/2017/02/26/alojamientos-turisticos-rescate-pueblos-que-apagan-1161058-1101027.html
Apartamentos turísticos en la antigua casa del maestro de Vivel del Río Martín
Apartamentos turísticos en la antigua casa del maestro de Vivel del Río MartínTurispain.com

La inminente apertura del balneario de lujo de Segura de Baños mantiene en vilo a los pequeños pueblos del entorno. Segura de Baños tiene apenas 40 habitantes y el nuevo complejo prevé crear entre 20 y 30 puestos de trabajo fijos, además de un constante flujo de clientes de considerable poder adquisitivo.

A tan solo nueve kilómetros de allí se prepara también para el acontecimiento la localidad de Vivel del Río Martín, un pequeño pueblo con 74 inscritos en el censo municipal pero donde apenas viven en el día a día 35 vecinos. Su propósito: transformar los edificios abandonados de propiedad municipal en alojamientos aptos tanto para los clientes como para los trabajadores del complejo.

Paso a paso

En los últimos años el municipio ya había puesto en marcha algunas iniciativas para enfrentarse a la endémica y paulatina despoblación que sufre el medio rural aragonés. Y en especial la comarca de las Cuencas Mineras. Ya en 2012 consiguió financiación para montar una tienda-bar multiservicio. Diversas líneas de subvención de la Cámara de Comercio de Teruel, la diputación provincial y el Gobierno de Aragón permitieron dotar al pueblo de un servicio que ha mejorado la calidad de vida de la ‘población cautiva’ de la localidad. Así es como se refiere su alcalde, Luis García, a los vecinos de mayor edad y con dificultades para trasladarse a otros núcleos a comprar o a hacer vida social.

Poco después, y tras diez años de trabajos intermitentes que se fueron desarrollando en función de las subvenciones, se inauguraron en la planta alta de las antiguas escuelas dos modernos apartamentos para destinar al uso turístico. Se trata del mismo edificio que alberga en su planta calle el multiservicio-bar y que acoge también el ayuntamiento y el servicio médico.

La localidad promociona estos apartamentos a través del portal Turispain.com a 18 euros por persona y noche y, aunque su consistorio reconoce que hasta ahora “no han sido muchas las solicitudes de alojamiento”, ya baraja distintas alternativas de futuro que pueden resultar muy beneficiosas para el pueblo.

Alternativa para los clientes del balneario

El núcleo se ha propuesto ahora rehabilitar otro edificio próximo de propiedad municipal y convertirlo en un alojamiento turístico de cinco habitaciones dobles. Saben que habrá turistas que pasen el día en el balneario de Segura de Baños pero que busquen alternativas más económicas donde pasar la noche, así que se han propuesto dar respuesta a esa demanda. Además, disponer de esta otra opción les permitiría alquilar los apartamentos de los que ya disponen a futuros trabajadores del complejo e incluso atraer así a nuevos vecinos.

De momento ya han conseguido una subvención de 70.000 euros del Fondo de Inversiones de Teruel. Con ella podrán iniciar las obras y acometer la primera fase del proyecto. Los trabajos salieron este mes a licitación y, tras adjudicarse la semana pasada, comenzarán en los próximos días. Después, hará falta recurrir a otras líneas de subvención para terminar las obras y dotar a la infraestructura de las instalaciones y el equipamiento necesarios para la puesta en marcha del servicio. El consistorio calcula que el presupuesto total necesario ronda los 140.000 euros, cantidad que esperan conseguir pronto para culminar el proyecto antes de que acabe el año.

El turismo es la única alternativa que nos queda a las zonas rurales -expone el alcalde de la localidad-, el pueblo se estaba apagando y poco a poco, entre la asociación de vecinos y el ayuntamiento, se han buscado alternativas para evitarlo. Decidimos actuar, pero sin actividad económica no se puede mantener la población y lamentablemente la actividad económica se concentra siempre en las mismas zonas, así que hay que recurrir al turismo”, explica García.

Como curiosidad, cabe destacar que tanto la casa que albergará el alojamiento turístico como el edificio de las antiguas escuelas donde se encuentran ya el multiservicio y los apartamentos fueron cedidos a la localidad por Carlos Prast y Julián. Este turolense fue el fundador, junto a su hermano, de la célebre confitería Prast en la que se inspiró Luis Coloma para escribir el cuento del ratoncito Pérez. Cuento dedicado a un pequeño infante amante de los dulces de esa confitería que con el tiempo se convertiría en el rey Alfonso XIII.